5 Pasos Para Incrementar Tu Público Online

La mayoría de mis clientes suele ofrecer servicios presenciales, por ejemplo: sesiones individuales de coaching, de copywriting, etc. Es decir, la típica prestación de servicios basada en el intercambio de tiempo por dinero. Así mismo, consiguen captar a la mayoría de su clientela por referencias (el método boca a boca de toda la vida). Me siento 100% identificada con este modus operandi porque así es como yo también comencé e hice crecer mi empresa.

Sin embargo, cuando quieres trabajar con más clientes, este modelo de negocio se queda corto. En este punto se hace necesario considerar otras opciones para escalar tu negocio y llegar a más personas. Ejemplos de estas opciones son la creación de un curso online, una membresía o el lanzamiento de un programa grupal. Con este cambio de estrategia conseguirás trabajar con un mayor número de clientes simultáneamente, con lo que ello representa a nivel de mejora de ingresos. Además, el nivel de estrés y el ajetreo causados por trabajar con clientes de manera individual se reducen drásticamente.

Será necesario entonces atraer un público online, pues las referencias conseguidas por la fórmula del boca a boca no son suficientes para cubrir las plazas de tus programas y cursos. Se trata de una transición, un cambio fundamental en tu modelo de negocio, pasando de depender de las referencias de contactos que te envían clientes, al esfuerzo que asumes construyendo tu audiencia online a través de, principalmente, listas de correo electrónico y tus seguidores en redes sociales.

Existen cinco pasos a seguir para construir tu público online, tanto si empiezas tu negocio desde cero, como si tu audiencia es pequeña en estos momentos. Realmente no importa la fase de crecimiento en la que se encuentre tu empresa. Estos cinco pasos son aplicables en cualquiera de ellas:


Los 5 pasos para hacer crecer tu audiencia online:

1. Especifica tu nicho

El primer paso, y una de las cosas más importantes en la que debes pensar al comenzar tu negocio, es determinar tu nicho. Para ello, fíjate en la actividad que desempeñas en este momento con los clientes con los que trabajas de manera individual. Concéntrate en un problema específico que resuelvas. El factor que determinará tu nicho es aquello en lo que específicamente ayudas a tu cliente.

Si te cuesta determinar cuál es el problema que resuelves, echa un vistazo a las tareas que has realizado recientemente para tus clientes:

✨ Haz una lista por escrito de dichas actividades.

✨ De entre todo ello, elige lo que más disfrutas haciendo.

✨ ¿Por qué la gente se dirige a ti y no a tu competencia? Reflexiona sobre ello.

✨ Y, finalmente, combina estos dos últimos puntos para identificar tu nicho. Es decir, ¿qué te divierte hacer y para qué contactan tus clientes contigo?

Tu nicho quedará determinado en base a quién ayudas y cómo les ayudas.


2. Crea tu oferta

El segundo concepto a tratar es el de oferta u oferta principal. Se trata del servicio o infoproducto distintivo de tu marca. Es decir, la fuente de ingresos cuya finalidad es hacer crecer tu impacto e influencia en tu sector. De ella pueden derivar a posteriori otras ofertas que girarán en torno a esta oferta principal. 

Aunque no es imprescindible que tengas la oferta totalmente creada, deberías tener ya muy claro qué es lo que vas a vender.

Crea un paquete exclusivo con el que ayudes a tus clientes ideales a resolver el problema mencionado en el paso uno. Tu oferta debe responder la siguiente pregunta: ¿cómo ayuda a tu cliente a resolver ese problema concreto?

No te agobies pensando en todo el trabajo que se te viene encima. Basta con que escribas una descripción de tu oferta en Google Docs. No hace falta que tengas una página de ventas, al menos al principio. Con que tengas una idea clara de lo que estás vendiendo y anotes en un documento de Google los detalles de tu oferta, será más que suficiente.

También puedes enviar ese documento a las personas que están interesadas en trabajar contigo. Así recibirán información sobre tu oferta y cómo ésta les puede ser de utilidad.


3. Crea un lead magnet alineado con tu oferta

A continuación crearás un recurso gratuito online a cambio del cual recibirás el email del nuevo suscriptor. Este recurso es conocido como lead magnet y debe estar alineado con tu oferta. Su objetivo principal es brindar una solución rápida a ese problema inmediato con el que tu cliente ideal necesita ayuda.

Es fundamental que a la hora de decidir qué lead magnet vas a ofrecer, te decidas por algo que resuelva el problema número uno de tus clientes. Se trata de un problema que necesitan solucionar incluso antes de estar listos para trabajar contigo.

¿Qué deben saber, comprender o hacer tus clientes antes de estar preparados para adquirir tu oferta principal? Piénsalo. Reflexiona sobre ese paso que se produce antes de que compren tu oferta.

El lead magnet puede tratarse de:

✨ Un pdf con información relevante para el negocio de tu cliente.

✨ Unas plantillas para usar en su próximo lanzamiento.

✨ Un calendario para planificar sus publicaciones en redes sociales, etc.

Como ves, hay infinidad de opciones a la hora de decidir qué lead magnet ofrecer.

Piensa qué puedes hacer para que tu audiencia comprenda a través del lead magnet cómo resolver su problema específico. De esta forma aumentarán las posibilidades de que posteriormente se interesen por tu oferta de pago y, lograr así, la solución definitiva a su problema.


4. Secuencias de emails

Una vez que hayas creado tu lead magnet, necesitarás una secuencia de emails que eduque, conecte y convierta a tu suscriptor en cliente.

Esta secuencia empezará dándole la bienvenida a tu nuevo suscriptor (Secuencia de bienvenida). Esta secuencia de bienvenida tiene como objetivo guiar a tus suscriptores hacia tu oferta principal. Evita ser superficial en tu secuencia de emails. No te limites a decir: “Hola, soy Fulanito”, “Visita mi sitio web”, “Sígueme en Instagram”, “Mira mis últimas publicaciones en el blog”, y cosas así.

En su lugar, crea a continuación otra secuencia de emails orientados a educar a tu audiencia en el área de su interés y a orientarlos hacia la compra (Secuencia post-bienvenida). Como ves, todo este proceso se desarrolla por escrito, sin necesidad de establecer una llamada de ventas con tu potencial cliente. Incluso si tuvieras que efectuar una llamada de ventas antes de la contratación de tus servicios, tu público online ya habrá obtenido, gracias a la secuencia de emails, gran parte de la información relevante relacionada con tu oferta.

Cada uno de los correos que forman tu secuencia de emails post-bienvenida debe atrapar a tu audiencia, incitándola a abrir el siguiente correo electrónico que envíes, ya sea al día siguiente, dentro de dos días, o cuando consideres. Estos emails serán educativos, predispondrán a tu cliente potencial a contratar tus servicios y le invitarán a trabajar contigo. También puedes mostrar en ellos casos de estudio de clientes en parecida situación y a quienes has ayudado en el pasado.

Recuerda que esta secuencia educativa se centra únicamente en el problema que ayudas a resolver a tu cliente ideal y en vender tu oferta principal

Una vez que alguien descarga el lead magnet vinculado a tu oferta, recibe la secuencia de emails diseñados con la finalidad de contratar tus servicios.


5. Dirige tu audiencia hacia tu lead magnet

En lugar de enfocar tus esfuerzos principalmente en vender, piensa que teniendo un lead magnet y la consiguiente secuencia de emails, puede resultar más eficaz enviar tu audiencia hacia tu lead magnet.

A lo que me refiero es que gran parte de tus esfuerzos promocionales (alrededor del 75% de tu tráfico), por ejemplo, las publicaciones en tu cuenta de Instagram, se concentrarían en promover este nuevo lead magnet vinculado a tu oferta. Es una opción a considerar, sobre todo si eres de esas personas a las que les da respeto la venta o no se sienten cómodas durante el proceso de ventas.

En lugar de promocionar siempre tus servicios, trata de enviar a tu público objetivo hacia tu lead magnet y deja que tu secuencia de emails venda por ti

No me malinterpretes. No estoy diciendo que no tengas que promocionar tu oferta de pago. Compartir testimonios y casos de éxito de tus clientes siguen siendo muy buenas tácticas para dar a conocer tus servicios y despertar entusiasmo en tu audiencia. Sin embargo, un lead magnet alineado con tu oferta es una oportunidad estupenda para captar la atención de tu público online, incluso antes de que éste se de cuenta de que tiene el problema que tu oferta justamente resuelve.

El lead magnet tiene como objetivo conducir a tu suscriptor al punto donde estén listos para contratar tus servicios o adquirir tus productos. Y la posterior secuencia de emails le preparará para dar el siguiente paso: contratar una llamada informativa contigo, o bien, la compra directa de aquello que ofreces.

Como ves, no son unos pasos nada complejos. No deberíamos complicar demasiado las cosas. Recuerda buscar siempre la simplicidad en lo que hagas. Y desde ese sencillo lugar de partida, concéntrate en ayudar y resolver el problema específico de tu audiencia.



You may also like

Ipsa qui sed explicabo

Ipsa qui sed explicabo
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a mi newsletter para mantenerte al día con las últimas novedades